La imposibilidad de la ficción

Algo parece incomodarnos cuando surgen cuestiones como: ¿La ficción es el fin de toda escritura madura? ¿Para qué crear ficciones, construir historias, apelar a la imaginación como recurso?