Destacado

Eso que talla

Hoy se asomó la tristeza. Converso con mi ser superior y le pido por mi corazón, para que no repita los dolores que ya sintió. Discutir me hace sentir desperdiciada y eso me recuerda que me prometí no traicionarme nunca más. Ignoro y evito conversaciones que debo tener como adulta. Mi niña interior no quiere, esta furiosa, triste, pataletosa. Odio esta nueva forma de contactarnos, un chat que siento impreciso, banal, frío, sin conexión y pienso en lo estúpido que es no expresar lo que se desea de forma clara como debe hacerlo una adulta mirando a los ojos.

Destacado

I am a … holic

En este proceso de mirar hacia dentro, en este viaje interior (uno de los tres viajes que hago), he observado mucho y con detalle mis malos hábitos.  He ido entendiendo cuáles son los estímulos que necesito para lograr esa sensación de bienestar que me producen.  He ido aceptando que esa sensación de bienestar es en muchos casos efímera, de pocos minutos de duración, o como mucho, horas.  Que son sensaciones pasajeras y que necesitan nuevos estímulos para volver a sentirlas.  Y así se convierten en un verdadero círculo vicioso.

La escritura como hábito: un camino iniciático

La atención extrema es lo que constituye la facultad creadora del hombreSimone Weil Creando el hábito de la escritura La palabra “hábito” viene del latín “ habitus” que a su vez quiere decir “tenido” (participio del verbo tener); el hábito es lo que poseemos como propio, lo que nos pertenece, así como nos perteneces el … Sigue leyendo La escritura como hábito: un camino iniciático

Destacado

Asesoría astrológica : Lenguaje, Símbolo y Escritura

La asesoría astrológica es un lugar de reconocimiento y cuestionamiento personal; es también un espacio donde el consultante indaga con ayuda del astrólogo, los símbolos que le pertenecen a su conciencia, los que pertenecen a su inconsciente individual, y a la vez, los símbolos que le pertenecen a su inconsciente colectivo y arquetipal.

Niña muerta dentro de mí

“Sin niña dentro de mí…” Pierdo el deseo de seguir mi voluntad, de perpetuar mis designios como si fueran leyes. Ahora dejo a la vida que me nazca, que me reproduzca y me invente. Me dejo estar como una recién nacida sin destino, voy dejando que me moldeen los virulentos días de este año fatídico y maravilloso.